Perdiz estofada de Toledo

Información del plato

La perdiz estofada se ha convertido en el plato típico de la ciudad de Toledo. Guiso en el cual se impregna a las aves de hierbas aromáticas  para proporcionarles un suculento sabor característico, y se cocina a fuego lento durante unas horas para que queden tiernas y jugosas.

La cocina toledana se basa en la caza y la matanza. De ahí la tradición de este plato, el cual se comenzó a degustar en los alrededores de la catedral. Los visitantes y cazadores que frecuentaban la zona descubrieron este rico plato y se empezó a popularizar. Por esa razón, los restaurantes más tradicionales para degustar este plato típico se encuentran en los alrededores de la catedral de Toledo.

Así que no dudéis, y si visitáis esta preciosa ciudad no os podéis perder degustar las deliciosas perdices estofadas.

Perdiz estofada de Toledo

Por Javier Lastras


Nutricionalmente

Por una ración

Calorías 275Kcal Hidratos de carbono 0g
Grasas 5,75g Azúcares 0g
Grasas
saturadas
1,9g Proteínas 55g

Receta del plato


 90 minutos
 4 personas
275 kcal
 10-20€

Ingredientes

  • 2 perdices
  • 2 cebollas
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 ramos laurel
  • 1 vaso de vino blanco
  • Vinagre de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 vaso de agua

¡Vamos a ello!

  • Limpiar y pelar bien las perdices. Atar de patas y alas.
  • Colocar en una cacerola con las cebollas, el laurel, un chorrito de aceite, el ajo, la sal, un chorrito de vinagre, el agua y lo cubrimos todo con el vino blanco.
  • Tapar la cacerola y dejar cocer a fuego lento durante dos horas, hasta que las perdices estén tiernas.
  • Desatar las perdices, trocear y servir.
Perdiz estofada de Toledo
Deja tu puntuación

Comparte en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *