Resolí de Cuenca

Información del resolí de Cuenca

El resolí es un licor de café típico de la ciudad de Cuenca. Sus ingredientes principales son: café, anís seco, canela, clavo, corteza de limón y naranja, azúcar y agua. Aunque la forma más aceptada de escribir el nombre de este licor es con tilde, se pronuncia como si fuera una palabra llana no acentuada, ya que originalmente se escribía sin tilde hasta que una marca comercial cambió su grafía.

Se suele degustar al final de las comidas como digestivo o acompañando a dulces como el alajú, también típico de Cuenca.

Aunque se consume durante todo el año al final de las comidas, tiene un significado especial en Semana Santa. Y es que cuando empieza la cuaresma son muchas las casas que preparan esta bebida e incluso hay hermandades que organizan concursos para determinar la mejor preparación. Le llaman "la sangre del nazareno" y originalmente se consumía para entrar en calor en las procesiones.

El resolí se suele encontrar embotellado en varios formatos, pero sobretodo en unos envases de cerámica con la forma de las Casas Colgadas de Cuenca o de nazareno.

Gracias a sus virtudes digestivas y a su sabor de café especiado, es la mejor opción para terminar una comida conquense. ¿Nos tomamos uno para acabar?

Receta de la bebida


 90 minutos

 10-20€

Ingredientes

  • 100g café molido
  • 1 cucharadita de clavo
  • 1 cucharada de semillas de anís
  • 1 canela en rama
  • Las cortezas de dos limones y dos naranjas
  • 2,5kg de azúcar
  • 3l de agua
  • 2l de cazalla o anís seco

¡Vamos a ello!

  • Hacer 1 litro de café con los 100g de café y un litro de agua.
  • Tostar el azúcar haciendo un caramelo.
  • Agregar el caramelo, el anís, el clavo, la canela y las cortezas de limón y naranja al café.
  • Hervir durante media hora aproximadamente.
  • Dejar enfriar y colar.
  • Añadir el anís seco.
Resolí de Cuenca
Deja tu puntuación

Comparte en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *